Tratamiento propuesto para el IBD en perros

El éxito del tratamiento a largo plazo de los casos de IBD, que hasta la fecha se habían demostrado insatisfactoriamente tratables, fue corroborado mediante un estudio clínico de casos sistemáticamente procesados. Esto no pretende ser científicamente comprensivo.
El autor, sin embargo, reconoce esto como un concepto realmente simple y eficaz de tratamiento para los casos a menudo no detectados de IBD, que representan aproximadamente el 30% de los casos de diarrea crónica en los perros.
El cuestionario ha demostrado ser exitoso, a través del cual se analizan los principales síntomas de su historial y datos clínicos aportados. A esto le sigue un curso pragmático de diagnóstico y de acción terapéutica, que ha mostrado resultados satisfactorios en la práctica:
A Un examen rectal y si fuese necesario, una endoscopia para descartar tumores. Ej. Pólipos, Giardia (examen fecal ELISA) y otros parásitos.
B Una biopsia del intestino grueso generalmente són requeridas, aunque, desafortunadamente son caras y relativamente laboriosas. Por nuestra experiencia no son concluyentes para proporcionar una evidencia significativa o suficiente.
C Aumento en el nivel de proteína C-reactiva, PCR (> 5 mcg / ml de suero, valor del umbral reconocido por la especie canina), que junto con el historial del perro indica la presencia de índice IBD del intestino grueso.
Cuando el diagnostico de IBD es en el intestino delgado, normalmente no muestra aumento de la PCR.


Con un tratamiento inicial simple, se ha logrado una liberación prolongada de los síntomas en muchos casos que se habían tratado sin éxito hasta la fecha. El tratamiento consiste en:
0,2 mg / kg de dexametasona (por ejemplo, aproximadamente 1 ml / 20 kg Rapidexon ® WDT) + 25 mg / kg de sulfasalazina (Azulfidine, ®Pfizer) tres veces al día y durante seis semanas inicialmente, con el fin de regular el tejido linfoide asociado a la mucosa (MALT = mucosa-associated lymphoid tissue).
Además del tratamiento médico, una dieta estricta de eliminación es clave. :Lupovet IBDerma-Hyposens ®, aprox. 12 gramos x kilo (peso corporal). Este tratamiento está siendo bien aceptado y conduce a un muy buen estado general de bienestar del perro en la mayoría de casos.
La alimentación es particularmente importante en la recuperación. En la dieta :Lupovet IBDerma-Hyposens ® se han introducido todos los conocimientos y experiencia adquiridos durante más de 10 años tratando perros con IBD y con un resultado excelente en nuestros pacientes. La carne de cabra como fuente exótica de proteínas, es ideal para perros con IBD. La harina de Tapioca hidrolizada, tiene propiedades muy beneficiosas para sus intestinos y constituye una fuente excelente de carbohidratos en esta dieta.
Por lo tanto, es muy importante que cuando el perro esté recuperado y estable, la alimentación no sea sustituida por otros ingredientes, o correremos el riesgo de una recaída a corto plazo.Una vez que se inicia una crisis intestinal, se desencadenan una serie de reacciones que pueden tardar semanas en recuperarse.
La alimentación es clave en este proceso y debe ser muy estricta con ella y renunciar completamente a utilizar otras fuentes de carbohidratos (cereales, patatas, salvado, pasta, mermeladas que contienen cereales, carne de salchicha, comida húmeda). Por lo tanto, si es estricto con la alimentación, puede evitar del todo o reducir las dosis de los medicamentos, que son caros y además suelen venir acompañados de efectos secundarios por el uso prolongado de esteroides corticoides, antibióticos (altas dosis de sulfasalazina, ciclosporina A o azatioprina, etc).
Por nuestra extensa experiencia, el 30% de los pacientes pueden tener buena calidad de vida completamente sin medicación, solo sometiéndose a un régimen estricto de alimentación con IBDerma-Hyposens ® . El otro 70 por ciento sólo requiere una administración permanente de 25 mg / kg de sulfasalazina (Azulfidine), dividida en tres partes al día (cada 8 h) en las primeras seis semanas de tratamiento con el fin de lograr una liberación prolongada de los síntomas. Después de este período inicial, una dosis sostenida de aprox. 6 mg / kg si fuera necesario.
Ser persistente y estricto con este tratamiento es un requisito vital para el éxito prolongado. En nuestra opinión esto se mantiene sin excepción debido a las experiencias difíciles y traumáticas del propietario. Igualmente, las consultas de seguimiento sólo se requieren dos o tres veces al año para verificar la PCR (regulación de la dosis de azulfidina) y para actualizar la información de monitoreo.

Tratamiento estándar en IBD en el intestino delgado / IGOR inflamación gastro-esofágica por reflujo.
En contraste con el IBD que es fácilmente controlable, el IGOR es mucho más complejo y claramente más individual.
IBDerma-Hyposens / IBDerma-Happy-Chi Rezeptur como alimento base combinado con IGOReflux Intense®. Por experiencia, sabemos los efectos colaterales que ocasionan en la salud del perro los bloqueadores H2 a largo plazo, por eso hemos creado IGOReflux Intense®. Fórmula magistral 100% Natural contra la Inflamación Gastroesofagica por reflujo (IGOR). Ofrece una protección del tracto gastrointestinal contra el acido estomacal excesivo y el ardor de estomago, regulando la función intestinal durante los procesos de diarrea.
De ser necesario pequeñas dosis matutinas de Budenofalk (aproximadamente 50-100 perlitas cada 10-15 kg de peso corporal).
En perros con IBD/IGOR no es aconsejable suministrarles productos alimentarios extras de masticación que promuevan el ácido gástrico.

Consejos para reforzar la flora bacteriana del perro (tomas esporádicas):
Chucrut (col fermentada) 10 gramos x kilo de peso corporal y/o Corteza amarillenta/anaranjada del queso Limburger o Munster u otros quesos con olor intenso (sin cera), contienen en su corteza unas bacterias y microorganismos muy beneficiosos y que pueden ayudar.